Los medicos IV – ¡La consulta crece!

Poco a poco, nuesta consulta ha ido sumando especialidades, y se ha convertido también en una consulta veterinaria, donde hemos curado animales e incluso, con todo el cuidado y cariño, hemos ayudado una potra a dar a luz, colocándole mantas y manteniéndola calentita mientras esperábamos que su hijito estuviera listo para salir.
















Se ha convertido también en una clínica dental.


Silvia desempolvó su antiguo material, y nos ha enseñado algunos utensilios, aparatos y sus funciones. Algunos/as reticentes en dejarse explorar, acabaron accediendo a los encantos de Silvia, dándose cuenta de que no pasa nada, abriendo la boca con una sonrisa. Nuevamente hemos tenido lista de espera. Es que nuestros profesionales de la salud son muy buenos.

En otros momentos, hemos aprendimos a escuchar nuestro cuerpo y a sentirlo, utilizando diferentes sentidos. Lo escuchamos, explorando diferentes posibilidades sonoras, utilizando las manos, los pies, la boca… lo observamos, observamos a los compañeros, nos masajeamos tocando respetuosamente a un compañero/a…y luego dibujamos o construimos con las maderas un cuerpo… e incluso con un cuento descubrimos una medicina muy potente: Las cosquillas. Porque nos hacen reír y reír es buenísimo porque cura las lagrimas.
Últimamente, se han dado cuenta que una vez que el médico les da la receta, no tienen dónde ir a comprar las medicinas. Así que, una vez más les preguntamos ¿qué podemos hacer? Y respondieron: Hacer una farmacia.
Post anterior Siguiente post