Yoga en familia

Objetivo: crear un espacio de diversión y encuentro con otras familias, jugando y utilizando el cuerpo. Mediante el yoga los niños se concentran más, se sienten más tranquilos, revitalizados y preparados para afrontar el día.

Haremos diferentes dinámicas, juegos y posturas. Seremos protagonistas de un cuento que representaremos con el cuerpo. Aprenderemos a usar nuestra respiración y terminaremos con una relajación.


A partir de los tres años.


El yoga para niños se vive como un juego, pero no deja de ser yoga. De manera divertida se trabaja la concentración, el equilibrio, la fuerza, las emociones, la respiración y la consciencia. Se hacen posturas y juegos en parejas, en grupo e individuales. Son clases muy dinámicas en las que las asanas (posturas) son variadas y surgen como un juego.

¿Cómo es una clase de yoga en familia?

Hay una fase inicial de saludarnos y aterrizar, sentados en un círculo. Después comenzamos con juegos de movimiento para calentar el cuerpo. A continuación hay una fase de hacer diferentes posturas sintiendo qué ocurre: Aparecen personajes y animales que forman parte de una historia. Luego viene una fase de calma, con ejercicios tranquilos, y usando también la respiración. Y terminamos con la postura más difícil para los niños: la relajación del cuerpo, que acompañamos de un pequeño viaje con los ojos cerrados.

¿Por qué el yoga en los niños?

Los juegos de yoga estimulan y desarrollan la coordinación, la calma emocional, la conciencia, la flexibilidad y la seguridad en uno mismo. El  yoga nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y sus capacidades. Nos conecta con nosotros mismos.

Periodicidad: un sábado al mes. O un sábado cada dos semanas, si hay demanda.

Fecha y horario: 9 de noviembre de 11:30 a 13h.


Precio: 15€ familia

Alvaro Martinmoré

Profesor de Hatha Yoga. Formación de cuatro años en el ashram Naradeva. Profesor desde 2008. Experiencia impartiendo yoga a adultos, mamás y bebés y a niños de 10-11 años en un colegio.

 

Post anterior Siguiente post